Vivir el río

En estos días, cuando amaina el frío y empieza a adivinarse la primavera cercana, el río Paraná cobra vida. Empieza a tener más movimiento el tránsito náutico, los pescadores que todo el año estuvieron sobre las aguas sienten alivio de unas temperaturas más amables, los fanáticos del río vuelven a retomar sus salidas de fin de semana o sus escapaditas diarias, en horas de la siesta acaso como vía de escape de la rutina diaria.

 

 

Mujeres: Teresita Rougier de Orcellet

Fue en una tarde de paso por Villa Elisa que nos hablaron de ella. Fuimos, a la antigua, sin GPS, preguntando cada algunos kilómetros hasta que dimos con la casa de Teresita.

Ahí apareció ella. Amable, cálida, dispuesta. Sus manos acompañaban la charla, sus manos charlaban. Y enseguida nos llevo a ver sus lanas, sus ovejas, su horizonte de campo, su rueca.

En el documental “La rueca” (2012), de Albano Rochás y Sebastián Bar, Teresita cuenta: “Mi abuela materna me regaló una rueca, que vino de Europa. Nosotros fuimos muchos hermanos (uno de ellos el presbítero Juan Esteban Rougier) criados en el campo y antes no se compraba la ropa como ahora, entonces mamá nos enseñó a hilar y tejer. La lana es pura y abriga mucho más, por eso ruego a Dios que con el tiempo esto no se pierda”

Hermoso antídoto contra la inmediatez de nuestros días. Gracias Teresita.

Reservorio en Gualeguay

Dentro del hermoso Parque Intendente Quintana de la ciudad de Gualeguay está el reservorio. El mismo llevó muchos años de planificación y luego de ejecución. Actualmente, dicho espacio es el preferido por los locales y los visitantes para disfrutar de un gran espacio verde, con un sector de playa, actividades náuticas, lugares para niños, la costanera donde es común ver mucha gente caminando y haciendo deporte durante todo el día y el conocido puente que une el parque con la parte “con agua”.

Es un lugar recomendado e

n la visita a la ciudad del sur entrerriano.

Tezanos Pintos: la casa embrujada

Tezanos Pinto está ubicada a 17 kilómetros de Paraná. Lleva el nombre de una familia que vivió allí hace más de 150 años en una casona de la que hoy solo quedan escombros. Sostienen que en la casa ocurren fenómenos paranormales.

Según cuenta el imaginario popular existe en ese poblado entrerriano una casa embrujada. Hacia allá nos dirigimos un domingo. Encontramos cierta energía diferente en esa casa perfectamente contenida por la arboleda en medio del campo. Al regreso empezamos a buscar información y leemos que “ Una familia de muy buena posición tanto económica como social decidió a fines del siglo XIX, efectuar inversiones en esta región entrerriana y los fines de semana establecerse en una casona ubicada sobre la antigua Ruta nacional de tierra Nº 131. Un miembro de los Tezanos Pinto contrajo enlace con una dama de otra familia de alta posición social, llamada Eloísa Moritán, quien pasado un tiempo de habitar en la finca, comenzó a padecer trastornos mentales que se fueron agravando por lo que su esposo decidió ocultarla en un altillo. Tiempo después la joven mujer murió y su cadáver fue sepultado secretamente en las cercanías de la casona.

MITO O REALIDAD? Es un gran misterio.

Para descarga ( a pedido )

Fueron muchos mensajes pidiéndolo y vamos a liberar dos fotos por mes en alta resolución para poder descargar y utilizar como fondo de pantalla. Dos imágenes de nuestra querida provincia de Entre Ríos en dos representaciones bien nuestras.

Empezamos por Diamante: La Juanita y Salto Ander Egg.

Paseo por el monte entrerriano

Recorriendo el paisaje entrerriano, cerca de un curso de agua encontramos varias especies típicas de nuestro territorio. Hoy nos enfocaremos en las aves y reptiles que salieron a nuestro cruce. Acercarnos a la tierra de meandros es adentrarse en el respeto a la naturaleza, donde nosotros somos visitantes apreciando el florecer de la vida. Aves típicas que salen a saludar y continúan con su día a día. Culebras, lagartos overos y simpáticos búhos se suman al grupo.

Citrus en Entre Ríos

Entre Ríos es una de las provincias citrícolas del NEA. Produce en gran cantidad sobre todo en la costa del rìo Uruguay. La FEDERACIÓN DEL CITRUS DE ENTRE RÌOS nos recuerda que el consumo de cítricos:

  • Disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas, como las cardivasculares
  • Ayuda a prevenir distintos tipos de cánceres (pulmón, boca, esófago, laringe, pancreas, entre otros
  • Reduce la formación de colesterol (LDL).
  • Ayuda a neutralizar la formación de sustancias cancerosas.
  • Ayuda a normalizar la presión arterial en personas hipertensas.
  • Mejora el funcionamiento del sistema inmunológico ayudando a combatir enfermedades.
  • Favorece la absorción del calcio y del hierro vegetal.
  • Facilita la eliminación de residuos tóxicos del organismo (ácido úrico).
  • Ayuda a evitar la anemia.
  • Mejora la cicatrización
  • Juega un papel importante en la disminución del riesgo de padecer cataratas o degeneración macular.
  • Ayuda a la formación de colágeno para el crecimiento y reparación de células, tejidos, encías, huesos, vasos sanguíneos.

 

Río Paraná

EL RÍO PARANÁ es un río de llanura lenta y que cambia su cauce, esta característica de lecho móvil, muy susceptible al curso de las creciente e inundaciones se traduce en cambios manifiestos de la posición del canal de navegación y en el calado de los pasos críticos. Es un río que recibe sedimentos especialmente del Río Bermejo, en este proceso algunas zonas se terminan tapando, simultáneamente el río fluye generando un proceso de auto dragado, no siendo necesario dragar en esos lugares.

Curso medio
Comprende unos 722 km desde la confluencia con el río Paraguay por el norte hasta la ciudad de Diamante en el sur, donde comienza el predelta. Al unirse con el Paraguay, el curso del río vira bruscamente hacia el sur, a lo largo de una falla geológica ocupada por el ancho valle de inundación, convirtiéndose en un río de llanura con gran cantidad de meandros, islas fluviales y bancos de arena.

El río ahora es de curso lento, sobre un lecho limoso y sus aguas transportan gran cantidad de sedimentos provenientes de las estribaciones andinas fuertemente erosionadas por los ríos Bermejo, Pilcomayo y sus tributarios.

El valle de inundación está limitado por barrancas en la margen izquierda, mientras que en la margen derecha, sus costas son bajas y anegadizas con numerosos riachos y lagunas que se inundan en época de crecientes. A partir de la ciudad de Santa Fe, la margen barrancosa es la derecha y la baja y anegadiza, la izquierda, en territorio de la provincia de Entre Ríos.

Principales afluentes: por la margen izquierda, Santa Lucía, Corriente y Guayquiraró. Por la margen derecha, Paraguay, Negro y Salado.

Curso inferior
El Curso Inferior se extiende desde la ciudad de Diamante hasta la confluencia con el río Uruguay. En este tramo la barranca se interna en la provincia de Entre Ríos constituyendo la «barranca muerta» que enmarca el norte del Delta. El río ha ensanchado su perfil transversal, siguiendo una dirección este – sudeste, y se abre paso entre las barrancas muertas, llamadas así porque el agua solo llega a ellas en las grandes crecientes y las barrancas activas de la Pampa ondulada, cortadas por una serie de pequeños cursos de aguas que se originan a pocos km de su desembocadura.

De la orilla entrerriana le llegan los ríos Victoria y Nogoyá, que unen sus aguas en un laberinto de islas formando una ribera baja y anegadiza. Frente a las islas Lechiguanas, que son las de mayor extensión, desemboca el río Gualeguay. Con el material que transporta va dando forma a numerosas islas que se presentan en este tramo, separadas por los brazos del mismo río. También sobre la margen izquierda recibe numerosos afluentes, entre ellos el arroyo de Las Conchas, el Ensenada, y formando el delta los brazos fluviales: Paraná Pavón, Paraná Ibicuy, Paraná Miní, Paraná Bravo, Paraná Guazú, apoyo del límite interprovincial y Paraná de Las Palmas en territorio bonaerense.

 

Pesca en Entre Ríos

Atracción turística y deportiva: Las condiciones naturales de la provincia propician una de las actividades más buscadas por los turistas en esta región.

Según una nota publicada por el diario Uno de Entre Ríos, estas serían las ocho ciudades entrerrianas más preparadas para la pesca. 

Pescar es una de las actividades que en Entre Ríos logra la llegada de turistas durante todo el año. Hay ocho ciudades costeras que se destacan por los servicios que prestan y no solo para profesionales, sino también para principiantes o para que la familia disfrute de la actividad.

El director de Turismo Alternativo de la provincia, Mario D’ Andrea, destacó en el corredor del Paraná a La Paz, Santa Elena, Diamante y Gualeguay; y en el corredor del Río Uruguay a Concordia, Concepción del Uruguay, Colón y a Villa Paranacito. Explicó que lo mejor, cuando alguien no conoce, es llegar a las ciudades y consultar en sus secretarías de Turismo donde ya están preparados con listas de guías de pesca autorizados.

Hay otras ciudades muy importantes para la pesca, pero D’Andrea explicó que las ocho nombradas tienen que ver con la cantidad de prestadores con las que cuentan y todas las demás aún deben continuar con el desarrollo de la actividad. “No solo se sustenta el lugar con el pesquero, tenés que tener prestadores de servicios. Empezamos a considerar un lugar con buen nivel, cuando tiene más de 10 guías como mínimo. Cada uno de ellos tienen además tres o cuatro embarcaciones y hablamos de la posibilidad de abarcar grupos de entre 50 y 60 pescadores”, agregó.

En la provincia, no solo las ciudades mencionadas se caracterizan por la buena pesca, no podría dejarse afuera a Piedras Blancas, Hernandarias o Victoria, por nombrar solo a tres. Según Turismo de Entre Ríos, la pelea es que nuevas localidades sumen los servicios necesarios para estar en condiciones de ofrecer posibilidades para todo tipo de pescadores.

Datos

* El dorado en Entre Ríos tiene época de veda que va desde octubre a enero y los meses de temporada alta son desde junio a setiembre en el río Paraná y febrero, marzo y abril sobre el río Uruguay.

* La boga no tiene veda y la temporada alta en los dos ríos es desde enero hasta abril y desde octubre a diciembre.

* La tararira es similar, pero la temporada alta es de setiembre a marzo.

* El pejerrey tampoco tiene veda y la temporada alta va desde abril a setiembre.

* La Paz: Por la ruta 12, en el noroeste de Entre Ríos.

Se obtienen dorados con mosca, carnada viva o señuelos. La exigencia es la devolución de las piezas y la temporada es del 15 de enero al 15 de octubre. Al surubí se lo encuentra en la zona hasta otoño, cuando emigra a aguas arriba. La pesca variada se disfruta durante todo el año. Especies: Dorado, surubí, tararira, armado y patí, entre otros.

* Santa Elena: Por la ruta 12, en el noroeste de Entre Ríos, de sur a norte antes de llegar a La Paz.  Es factible la pesca de costa, aunque mucho más importantes resultan las jornadas embarcadas y desde las islas. Destacan la pesca con carnada viva.

Especies: el dorado entre los meses de octubre y marzo. Sin embargo, a lo largo del año, la captura de armado, piraña negra, palometa, surubí, entre otros siempre tienen buen pique.

* Concordia: Ubicación: Sobre la autovía 14

Datos: Bordeada por el Lago Salto Grande, el Salto Chico y el río Uruguay, se convirtió en uno de los pesqueros más elegidos y tradicionales. Se practica la pesca de costa y embarcados.

Especies: La boga constituye una de las más codiciada la carnada recomenzada es maíz y lombriz; la temporada alta es hasta fines de marzo. El dorado es otra de las especies y se lo encuentra contra el murallón de la represa. También destacan a la tararira y al surubí.

* Colón: Ubicación: por ruta nacional Nº 14 y luego hay que empalmar por la ruta nacional Nº 135.

Datos: la zona de pesca trasciende los límites de la ciudad y se explaya entre el arroyo De La Leche y el arroyo Perucho Verna, entre Colón y Pueblo Liebig. Ofrecen circuitos para recorrer numerosas islas sobre el río Uruguay.

Especies: Dorado, surubí, patí, boga, bagre, raya y mojarras. También es posible capturar truchas, y como excepción, dientudos.

* Concepción del Uruguay: Ubicación: sobre la ruta 14 entre Gualeguaychú y Colón

Datos: la pesca de costa es reducida porque existen pocas zonas de acceso público. No obstante, la pesca de embarcado tiene resultados que hacen que el turista siempre vuelva a la ciudad. Para la boga recomiendan encarnar con maíz remojado, caracol y tocino.

Especies: grandes bogas y dorados, en los arroyos y lagunas aparecen tarariras. También destacan al bagre, al patí y al pejerrey. amarillo, anguila, tararira y armado.

* Gualeguay:

La ciudad está bordeada por el río Gualeguay, cruzada por el arroyo Clé, mojada por el arroyo Nogoyá, alimentada por el río Victoria y tocada por los ríos Ibicuy y Paraná Pavón. A menos de 10 kilómetros de la ciudad se encuentra Puerto Ruiz y entre sus muelles, destacan el pique de grandes dorados.

Especies: amarillo, moncholo, manduvá, patí, surubí y también importantes ejemplares de dorados, bogas, palometas y tarariras.

* Diamante:

Las modalidades de pesca factibles dependen de la especie y el pesquero donde se la busque. Destacan la pesca de dorado y surubí con señuelos. La tararira pica en días templados a cálidos en lagunas y bañados y es uno de los mayores desafíos de la zona. La actividad está entre los principales atractivos turísticos.

Especies: Sábalo, boga, dorado, pejerrey, surubí, patí, moncholo, bagre, amarillo, anguila, tararira y armado.

* Villa Paranacito:

Hay que conectar en dirección sureste con la ruta provincial Nº 46.

Datos: paraíso pesquero por su ambiente natural y silencioso en el Delta del Paraná.

El río no presenta allí grandes correntadas, recomiendan plomadas livianas. Es especial para entrenados y profesionales, como para principiantes.

Especies: Si bien el dorado es el principal, hay gran variedad y cantidad de pejerrey, surubí, bagre blanco y amarillo, sábalo, tararira, patí y dientudos entre otros.